Cómo preparar un rico pastel de papa

Este rico pastel de papa es oriundo de Arequipa – Perú. Se trata de una verdadera obra de arte que los lugareños han sabido perfeccionar. Si tienes la oportunidad de probarlo, te lo recomiendo… aunque el día de hoy, nosotros mimos haremos la receta.

Es un pastel que no posee relleno alguno y está creado por capas de papas cortadas, todas bien finas. Estas se acompañan con un poco de leche y huevos y, principalmente, mucho queso. Usualmente se come como entrada y en varias, como un acompañante para el rocoto relleno que vimos anteriormente en otro tema.

Breve historia del Pastel de Papa

En sí, el Pastel de Papa es un plato que se come en varios países de América del Sur. No obstante, su origen es británico y hace referencia al Cottage pie, traducido como “Pastel de rancho”. En el mismo Reino Unido, usualmente, su nombre varía de acuerdo a la carne que se usa para el relleno. Asimismo, en América del Sur se utiliza la carne vacuna para su preparación, especialmente en Chile y Argentina. Por otro lado, en Arequipa – Perú, no se usa relleno para dicho pastel.

Pasos para preparar el Pastel de Papa

Lo primero a tener en cuenta es que el queso para esta preparación no tiene que ser pasteurizado ni mucho menos mantecoso. En sí, deberá ser serrano y frente a cualquier caso, tener la peculiaridad de derretirse. Otro aspecto importante son las papas, deberán ser las adecuadas. En ese sentido, te recomiendo la papa blanca, aunque la papa rosada podría ser una alternativa también. Pero jamás utilices papa amarilla ni huairo ya que son muy harinosas y terminarán por deshacerse.

pastel de papa

pastel de papa

Ingredientes

  • Papa blanca de preferencia (1/2 kg)
  • Huevos (3)
  • Queso serrano (350 gr)
  • Mantequilla (1 barra)
  • Anís entero
  • Sal

Preparando un rico pastel de papa

  1. Al tener presente todo lo dicho anteriormente, lo principal es lavar las papas, pelarlas y cortarlas en rodajas. Deberás calcular y ejecutar los cortes que no sean ni muy gruesos ni muy delgados porque de ello depende su cocción. Intenta que las rodajas estén homogéneas para que exista un balance y el tiempo de cocina sea el mismo.
  2. Lo siguiente será preparar una fuente para el horno y untarla con mantequilla. Pon algunas de las papas en rodajas de forma intercalada con trozos pequeños de mantequilla. Deberás formar distintas capas buscando que todo esté homogéneo.
  3. Dentro de un recipiente, comienza a batir las claras de huevo para hacer la nieve. Vierte la leche poco a poco y además, añádele sal y anís.
  4. Seguidamente, deberás añadir esta mezcla a la fuente con las papas hasta que se cubra por completo.
  5. Lo que sigue será poner en rodajas el queso encima del pastel.
  6. Enciende el horno a una temperatura de 180° y deja que se caliente durante quince minutos. Luego, tendrás que cocinar durante unos treinta y cinco minutos. Empieza a revisarlo cada cinco minutos para impedir que se lleguen a dorar demasiado. Deberás regular el balance de la temperatura jugando con el horno.
  7. Una vez listo, retirarás la fuente del horno y empezarás a servir en porciones cuadradas.

Lógicamente, el alto de tu pastel dependerá mucho de las capas de rodajas que le has dado as las papas. Tú mismo deberás calcular cuánto será lo necesario para satisfacer todas las bocas. Una vez calculado, disfruta de tu rica creación porque ya has preparado el pastel de papa tan popular. ¿Qué te parece? ¿Rico verdad? Comenta como te fue y tal vez podamos darte unos trucos extras.