Cómo preparar crema volteada

No cabe dudas que la Crema volteada es uno de los dulces más deliciosos del mundo y sencillos de preparar. Es uno de los postres peruanos más envolventes por su cremosidad, dulzura, suavidad y delicadez. Son varios los que la confunden normalmente con la leche asada u otro pariente como tal, como el flan.

Como dije en un inicio, es una receta súper fácil de ejecutar. Hay muchas variaciones, ya sea con naranja, café, chocolate, ron, etc., pero el de siempre es vainilla. Asimismo, dicho postre es el favorito de muchos niños por su dulzura. Así que, si planeas consentir a los más pequeños, esta es una buena opción.

Cómo preparar Crema Volteada

Aprender a preparar este postre peruano es la mejor opción para cualquier celebridad. Puedes ofrecerlo fácilmente en algún cumpleaños, boda, reunión con los amigos o la familia. Siendo parte de la gastronomía peruana, es considerado un clásico. Cuando consigas la experiencia necesaria y te animes, puedes preparar las diferentes variaciones. En esta ocasión, vamos con la preparación tradicional.

Ingredientes principales para la Leche volteada

  • Leche evaporada (1/2 lata)
  • Leche condensada (1/2 lata)
  • Huevos (6)
  • Taza de azúcar (1)
  • Esencia de vainilla
  • Un molde grande de un kilo o varios moldes individuales.
crema volteada

crema volteada

Pasos para hacer la Crema volteada

  1. Lo principal es preparar el caramelo. Tendrás que calentar una olla y añadir el azúcar junto a media taza de agua y mover con regularidad. Cuando el azúcar se haya disuelto, deja que hierva hasta que agarre una tonalidad marrón claro.
  2. Seguidamente, añade el caramelo de forma suave en el molde. Busca siempre que cubra todas las paredes y su fondo.
  3. En este paso, deberás encender el horno y precalentarlo a 180°.
  4. Utilizando el recipiente, deberás echar 6 huevos y mezclarlo todo poco a poco hasta que la clara y la yema se unan.
  5. Lo que sigue será añadir la leche evaporada, la leche condensada y un poco de vainilla. Tendrás que mover toda la mezcla hasta que los ingredientes hayan mezclado apropiadamente. Cuando esté todo listo, debes verterlo en un molde.
  6. En este momento es la hora de transportarlo al horno para que la Crema volteada se prepare en baño María. Pon una fuente alta y en el centro, el molde. Ahora, deberás agregarle agua hirviendo hasta que cubra más de la mitad, casi a la altura del molde. Ahora, deberás dejarlo así durante una hora más o menos.
  7. Al haber transcurrido la hora, corrobora que su consistencia esté lo suficientemente dura. Para ello, podrías perforarla con un palillo. En caso de que aún esté demasiado líquido, deberás dejarlo durante cinco minutos más y volver a corroborar con el palito. Si aún no está, puedes añadir más agua hirviendo. Llegados a este punto, con mucha precaución harás el procedimiento y cuidar de que no te quemes.
  8. Esto será todo. Cuando esté listo, deberás retirar la crema volteada del horno y dejar que se enfríe.
  9. Para servirlo, tendrás que buscar un cuchillo bien delgado e irlo pasando por el borde del molde. Busca un plato en el que pondrás la Crema volteada y al hacer un rápido giro, debes darle vuelta la molde y retirarlo poco a poco.
  10. Y listo. Es momento de disfrutar un delicioso postre que has hecho en poco tiempo. Si seguiste cada una de las indicaciones, seguramente el resultado es una Crema volteada deliciosa en color y consistencia.
  11. Es momento de servir y disfrutar con la familia y amigos esta delicia. ¿Qué te ha parecido? ¿Fácil verdad? Las cosas sencillas suelen ser las mejores, o eso dicen.